El negocio de la energía eléctrica en Medellín

face4

 

La formula de éxito de las Empresas Públicas de Medellín –EPM-, ha sido vender en Colombia a unas tarifas impagables y en el exterior, a precio de huevo.

 

El siguiente texto es la opinión y responsabilidad del autor y no compromete la opinión y responsabilidad del medio aquiestamos.net

 

En la ciudad de Medellín hay más de 40.000 familias desconectadas de la energía eléctrica y 30.000 familias desconectadas del agua y el alcantarillado, de las cuales, miles son las que reciben factura cada mes sin que hayan tenido jamás el servicio.

La formula de éxito de las Empresas Públicas de Medellín –EPM-, el único productor y distribuidor de energía en el Departamento, ha sido vender en Colombia a unas tarifas impagables y en el exterior, a precio de huevo.

Las condiciones de pobreza y el esquema tarifario son las mayores causas de la desconexión en la ciudad, teniendo que el 79% de la población de Medellín vive en los estratos 1, 2 y 3, donde también se localiza el 75% de la población desempleada.

Por si fuera poco, la generación de energía por medio de centrales hidroeléctricas está llevando a una grave crisis en el campo, como viene ocurriendo de manera sistemática en varios municipios antioqueños, como Ituango y Pescadero, donde EPM se vale de la violencia a través de la fuerza pública, los encarcelamientos, el desplazamiento forzado y la propaganda mediática para adueñarse de las tierras y fuentes de agua de los campesinos que ancestralmente han habitado los territorios.

Lo alarmante de esta situación es que la gran devastación social y ambiental que genera EPM en Antioquia y otros departamentos colombianos, no es para suplir la demanda interna, donde sólo cubre el 30%, sino para la exportación y la compra de empresas en países vecinos, principalmente del Sur y Centro América.

En la ciudad de Medellín se presentan varias problemáticas relacionadas con la prestación de los Servicios Públicos Domiciliarios SPD, como son: la desconexión, las altas tarifas, la implementación de la energía prepago, la refinanciación de las deudas con abultados intereses y el cobro del alumbrado público incluyendo el navideño, como consecuencia de la privatización del Estado y las Empresas Públicas de Medellín.

Fenómeno que viene aparejado con unos altos índices de pobreza en la ciudad, siendo Medellín la ciudad más desigual de Colombia, a su vez, el país más desigual de América Latina, según datos de la misma ONU.

Sin embargo, a nivel internacional existen múltiples normativas que exigen a los estados velar por que las personas tengan acceso a los SPD. Y a nivel interno, encontramos el artículo 365 y 366 de la Constitución Nacional de 1991, donde se establece que los SPD son una finalidad social del Estado. También la Corte Constitucional en la sentencia T-270 de 2007, prohíbe la desconexión a personas en situación de vulnerabilidad y la sentencia T-546 de 2009, prohíbe desconectar del agua potable a los hogares donde habiten menores de edad,

Por otro lado, si la Alcaldía de Medellín decidiera reconectar a las personas que hoy padecen la falta de agua y energía en la ciudad, esto le costaría al municipio una suma aproximada de 32 mil millones de pesos, lo cual no representaría el 0.5% de las ganancias obtenidas por EPM en el año 2009, que fueron del orden de 1,8 billones de pesos y por ende no se daría una situación de quiebra para la entidad.

No obstante, pareciera que hay una estrategia macabra por parte de la administración municipal, en cabeza del Alcalde Aníbal Gaviria, y EPM para mantener en la peor de las miserias a miles y miles de familias en la ciudad.

Tomada de: http://alianzademediosalternativos.blogspot.com/2014/08/el-negocio-de-la-energia-electrica-en.html

COMENTARIOS:

COPYRIGHT © 2013 aquiestamos.net - Prohibida su reproducción total o parcial.

Scroll to top