Los desaparecidos de la Comuna 13: indolencia por no tocar privilegios de grandes constructoras

¿por qué no ha sido posible parar la disposición de escombros en este territorio de dolor y memoria?

 El siguiente texto es la opinión y responsabilidad del autor y no                                                                                                                     compromete la opinión y responsabilidad del medio aquiestamos.net

escombrera1

 

 

Editorial por María Soledad Betancur Betancur

Directora del Observatorio de Derechos Humanos del IPC

La falta de voluntad política de la Alcaldía de Medellín[i] y la ausencia de responsabilidad social empresarial de Construcciones El Cóndor, cuyo presidente de la Junta directiva es Juan Felipe Gaviria[ii] –ex rector de EAFIT y ex gerente de EPM- parecen ser la principal traba para que, al menos, los desaparecidos de la Comuna 13 no sigan siendo sepultados por toneladas de escombros.

Hoy, doce años después de la Operación Orión en la Comuna 13 (San Javier) que se estima dejó al menos 300 desaparecidos, los familiares de estas víctimas siguen sin encontrar respuesta. La gran paradoja es que desde el momento en que ocurrió la desaparición se ha señalado la llamada escombrera como el lugar donde fueron enterrados sus cuerpos y que, según denuncias de habitantes de la comuna, sigue siendo una fosa común a la que llegan muchos de los desaparecidos de la ciudad y en particular de los barios de la comuna 13.

Ha sido posible de alguna manera dedicar algunos recursos para avanzar en estudios técnicos y forenses como los que ordenó la Alcaldía de Alonso Salazar para identificar la magnitud del esfuerzo técnico y económico que se requiere para adelantar la identificación de las fosas y la exhumación de los cadáveres, pero paradójicamente no ha sido posible algo que no requiere estudios sino voluntad política y sentido común de las administraciones municipales que han gobernado la ciudad en estos años: Cerrar la escombrera para impedir que sigan tirando más escombros. Un ápice de eso requiere además de aquello que los grandes empresarios usan para posesionarse: la llamada responsabilidad social empresarial.

La pregunta es entonces ¿por qué no ha sido posible parar la disposición de escombros en este territorio de dolor y memoria?

Solo 9 meses después de que los magistrados de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín, hicieran el llamado de respeto a las víctimas y reiteraran la solicitud al cierre de la escombrera, en septiembre de 2013, se logra la firma del compromiso suscrito por la Alcaldía de Medellín en una reunión del Comité Territorial de Justicia Transicional, el mayo 20 de 2014, para empezar a destrabar el proceso que busca la suspensión del vertimiento de escombros y avanzar en las investigaciones para la exhumación de los cuerpos sepultados en las escombreras de la comuna 13 y el corregimiento de San Cristóbal, occidente de la ciudad. Jorge Mejía, consejero para la Convivencia, la Reconciliación y la Vida de la Alcaldía, plantea que se está avanzando en gestiones para que la propiedad del lote se ceda a la Alcaldía y reconoce la necesidad de suspender la disposición de escombros en esa zona.

Plantea que, además de la propiedad del terreno de Empresas varias de Medellín que afirman no dispone escombros allí desde 2010, hay otro predio, propiedad de la constructora El Cóndor. Al respecto afirma: “ese es un problema que estamos considerando con Planeación, la idea es declararlo como zona de interés común para buscar que El Cóndor deje de disponer escombros. Nosotros les proponemos otro sitio, o que ellos asuman voluntariamente la decisión de dejar de hacer esa explotación comercial, incluso, de ser necesario, se buscaría una expropiación”.

¿De qué empresarios y poderes hablamos cuando nombramos “Construcciones El Cóndor”?

Desde el año 2008 se viene conociendo información sobre la nueva clase empresarial que ha nacido con base en los jugosos contratos que han realizado con el Estado a distintas escalas territoriales: A estos se le ha denominado los nuevos Cacaos y entre las empresas más sonadas están las del controvertido empresario Antioqueño William Vélez Sierra con su participación en ODINSA y otras empresas del sector.

En Odinsa Construcciones el Cóndor tiene el 16% de acciones. El presidente de su Junta directiva es Juan Felipe Gaviria –ex rector de EAFIT y ex gerente de EPM-, nombrado parte de la junta directiva del IDEA por el actual gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo. Otro de los miembros de la Junta directiva es José Jairo Correa Gómez, quien también fue fundador de Odinsa.

Así pues, los dueños de Construcciones El Cóndor hacen parte de los llamados “nuevos Cacaos”, o Los ‘zares’ de las vías como los han denominado algunos. Ese poder explica porque la utilidad neta de Construcciones El Cóndor S.A. fue de $55.804 millones, que equivale a un margen neto sobre ingresos operacionales de 18%, con un crecimiento de 76% respecto al 2012.

Parecen ser estos los poderes que no se quieren tocar por parte de los gobiernos municipales para acceder a la petición de sentido común y reiterada por años por los familiares de las víctimas directas de desaparición forzada. Según estimaciones de la Sala de Justicia y Paz, serían más de 300 desaparecidos los que yacen en la Escombrera.

Mientras ellos se enriquecen de cuenta del erario público, las víctimas esperan una respuesta al menos sobre el cierre de la escombrera. ¿Por qué se les siguen dando cargos y contratos a estos empresarios, si no están dispuestos a respetar unos mínimos de humanidad con las víctimas de Medellín?

Construcciones El Cóndor tiene rostro propio, no es un fantasma y, al menos Juan Felipe Gaviria actual presidente de su Junta directiva, debe sentarse a firmar el compromiso de manera directa con las víctimas donde deberá estar además del Alcalde Aníbal Gaviria. No se pueden aceptar más dilaciones, el cierre de la escombrera deber ser YA y ni la Alcaldía ni Construcciones El Cóndor S.A. tienen disculpas para hacerlo.

María Soledad Betancur Betancur

Coordinadora del Observatorio de Derechos Humanos del IPC

Tomado de: http://goo.gl/qkCqjn

COMENTARIOS:

COPYRIGHT © 2013 aquiestamos.net - Prohibida su reproducción total o parcial.

Scroll to top