Minería informal, una piedra por excavar

Extraer minerales se convirtió en un tire y afloje en el que muchos pierden y pocos ganan

minería

El siguiente texto es la opinión y responsabilidad del autor y no compromete la opinión y responsabilidad del medio aquiestamos.net

Por: Aseneth Cañas

Para nadie es un secreto que Colombia goza de una gran riqueza en su subsuelo y de una desmedida pobreza en su superficie territorial.

La minería durante años ha sido la forma de subsistencia de miles de familias colombianas y en la manera de enriquecimiento de multinacionales extranjeras y grupos armados ilegales.

Extraer minerales se convirtió en un tire y afloje en el que muchos pierden y pocos ganan, gracias al foco de corrupción que se cierne sobre esta actividad económica, cuyos dineros suelen ser mal distribuidos como en el caso de las regalías y cuyas ganancias desequilibran la balanza para favorecer al sector empresarial y no al pequeño minero que taladra y pica piedras bajo metros de distancia, suciedad y riesgos.

Ya era hora de que los mineros informales y artesanales se manifestaran en contra de las políticas desfavorecedoras que los empobrecen y que exigieran reformas sustanciales que en lugar de polarizar distintos sectores, permitan el desarrollo de las regiones.

Lamentablemente el paro minero no solo trajo la interrupción de la actividad sino también actos violentos por parte de algunos presuntos protestantes y la supuesta infiltración de grupos ilegales que han causado problemas de orden público, como la quema de vehículos y negocios, desabastecimientos, pérdidas económicas, presiones, intimidaciones, decenas de capturados y varios muertos.

El nordeste y el Bajo Cauca antioqueño, son las zonas más preocupantes para este departamento del noroeste del país, así lo manifestó el gobernador Sergio Fajardo quien sostuvo que desde el primer día de paro ha habido violencia, además, dijo conocer el poder de intimidación que tiene las Farc, el ELN y las bandas criminales en estas regiones.

El presidente Santos, afirmó que está trabajando con la delegación minera y que han ayudado a los mineros informales para que se ajusten a las normas y atiendan la reglamentación del ministerio pero que la formalización es responsabilidad del gobierno nacional.

Entretanto, la Asociación Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa, Acopi, informó en un comunicado que no hay alternativas de formalización para los mineros informales que se encuentran estigmatizados por no poder acceder a títulos mineros, también pidió al gobierno generar los procesos de legalización que les permita a estos realizar su actividad con altos niveles de productividad bajo el concepto de minería responsable y señaló la importancia de que sigan los diálogos entre el gobierno y la Confederación de Mineros Medianos, Pequeños y Artesanales, conalminercol.
Fajardo y Acopi, coincidieron en que la protesta es legítima pero hicieron un llamado a la no violencia y evitar así la intervención de la fuerza pública.

Los mandatarios, si bien deben fijarse en controlar los desordenes que acarrean las protestas también deben ofrecer soluciones para un sector que sin lugar a dudas dinamiza la economía y se encuentra en medio de un aparente abandono estatal.

Generar acuerdos que favorezcan a esta población es lo más justo y necesario porque está demostrado que ignorar el problema y el posicionamiento de las grupos armados, darle beneficios solo a las multinacionales, penalizar a los implicados o destruir la maquinaria de estos mineros no es la mejor solución.

COMENTARIOS:

COPYRIGHT © 2013 aquiestamos.net - Prohibida su reproducción total o parcial.

Scroll to top